Compartir

Queso Brie Horneado con Miel y Nueces

Queso Brie Horneado con Miel y Nueces:

El Queso Brie Horneado con Miel y Nueces es una deliciosa y sofisticada opción para cualquier ocasión. Este plato combina la cremosidad irresistible del queso brie con la dulzura de la miel y el crujiente de las nueces, creando una explosión de sabores y texturas en cada bocado.
Para preparar esta receta, comienza precalentando el horno y colocando el queso brie en un plato apto para hornear. Luego, vierte generosamente la miel sobre el queso, permitiendo que se deslice por los lados y se mezcle con su suave interior. Espolvorea las nueces picadas encima del queso, agregando un toque de crunch que complementa perfectamente la cremosidad del brie y la dulzura de la miel.
Una vez que el queso esté listo, mételo al horno y hornea hasta que esté caliente y ligeramente derretido. El resultado final es un queso brie suavemente derretido, con una capa dorada de miel caramelizada y nueces tostadas. Sirve este exquisito manjar con galletas, pan fresco o frutas para una experiencia gastronómica inolvidable que cautivará a todos tus invitados.
El Queso Brie Horneado con Miel y Nueces es una opción elegante y deliciosa para sorprender a tus seres queridos en cualquier reunión o celebración. Su combinación de sabores decadentes y presentación impresionante lo convierte en un plato imprescindible en cualquier mesa. ¡Disfrútalo y déjate seducir por su irresistible sabor!
Tiempo de preparación 5 minutos
Tiempo de cocción 10 minutos
Cocina Francesa
Raciones 2
Calorías 100 kcal

Ingredientes
  

  • Queso brie
  • Miel
  • Nueces picadas
  • Hojas de romero fresco

Elaboración paso a paso
 

  • Coloca el queso brie en un plato apto para horno.
    Queso brie
  • Cubre con miel y nueces picadas
    Nueces picadas
  • decora con hojas de romero fresco
    Hojas de romero fresco
  • Hornea a 180°C durante 10 minutos, o hasta que el queso esté suave y ligeramente derretido
  •  Sirve caliente

Notas

Tabla nutricional: El queso brie tiene aproximadamente 100 calorías por cada 28 gramos, con un contenido moderado de grasa y proteínas.

Compartir